GRANDES PROYECTOS MINEROS Y NUEVO REGLAMENTO AMBIENTAL (2015) SON PRESENTADOS POR EL MEM



Esta norma está enfocada en agilizar los Estudios de Impacto Ambiental (EIA), con la finalidad de que su aprobación sea lo más rápido posible para los proyectos en sus etapas iniciales o en las de exploraciones.

Con la finalidad de reducir los costos y tiempos, además de aumentar la calidad de los EIA, el lunes último, el Ministerio de Energía y minas (MEM) presentó el nuevo Reglamento Ambiental del Perú y los Grandes Proyectos Mineros para el 2015, aprobado, además, por el Ministerio del Ambiente (Minam), se espera favorecer que las inversiones en el sector minero tengan las reglas claras para la protección del medio ambiente.




Este reglamento, completamente actualizado, entrará en vigencia entre febrero y marzo próximos, normará todos los nuevos proyectos, particularmente aquellos en etapa inicial o de exploración, que demandará una inversión conjunta de US$25 mil millones, según las cifras estimadas por el MEM.

ACERCA DE LA NUEVA VERSIÓN:

El reglamento vigente, en lo referente a las operaciones mineras, requiere de un EIA detallado; no obstante, con la nueva normativa, otros componentes como el transporte o almacenamiento de minerales, podrán ejecutarse a través de un EIA semidetallado. Otro de los avances de este reglamento, se refiere a que la empresa minera deberá comunicar a la autoridad ambiental desde el inicio de la elaboración de su EIA, para coordinar el levantamiento de la línea base; lo cual posibilitará al MEM involucrarse desde las primeras fases de estudio y no cuando éste haya sido terminado, lo cual demora generalmente un año o año y medio. Esto último hará que los estudios ambientales sean evaluados y aprobados dentro de los 180 días hábiles, conforme a la nueva ley.

De esta manera, al ser un documento conocido y revisado por todos, se acortará el tiempo de evaluación de los EIA, lo que a su vez permitirá disminuir costos para las empresas. Otro aspecto a resaltar es la evaluación paralela por parte de las autoridades, esta opción se ofrecerá al titular minero solicitar una reunión con el fin de presentar una versión preliminar de su EIA. Así, al poder ser analizado técnicamente desde el inicio, se evitaría retroceder etapas permitiendo reforzar la calidad del estudio.


PROS Y CONTRAS DE LA NORMA

Tras un largo debate técnico entre los equipos del MEM y el MINAM, el nuevo reglamento fue promulgado en noviembre del 2014. En él se involucra la adecuación de la normativa minera al Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental (Ley Nº 27446), un sistema único y coordinado de identificación, prevención, supervisión y corrección anticipada de los impactos ambientales negativos, y del cual el MINAM es el ente rector.

Entre otras disposiciones, se incluye que cuando la localización e implicancia ambiental de un Proyecto Minero afecte ecosistemas frágiles ubicados en: áreas naturales protegidas, áreas urbanas o de expansión urbana u otros; el titular minero debe solicitar previamente a la Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros (DGAAM) la aprobación de Términos de Referencia Específicos (TdRE) que permitirán mejorar la calidad de los estudios ambientales al estandarizar su nivel de contenido y de desarrollo a nivel de factibilidad.




Sin embargo, pese a que se permitirá que todas las nuevas inversiones mineras se ejecuten con normas actualizadas,las autoridades consideran que la nueva modificación debe ser afinada en varios aspectos. Una falencia que se resalta es el reemplazo de las modificatorias a los EIA por informes técnicos sustentatorios que se aprueban en 15 días, plazo que se considera insuficiente para una buena evaluación. A esto se suma la omisión de pedir opinión vinculante al Viceministerio de Interculturalidad, lo que hace suponer que cierra las puertas a la consulta previa.

IMPACTO EN LAS EXPLORADORAS JUNIOR:

La situación del mercado bursátil desempeña un papel clave en la definición de las tendencias y estrategias de la industria de exploración año en año, más aún considerando que las empresas exploradoras junior son dependientes del capital de riesgo. Sin embargo, esto no ha sido obstáculo para que ellas continúen invirtiendo en exploración de no ferrosos.

Tal es el caso dela minera canadiense Oban Mining Corporation, quien hace poco anunció que entre sus objetivos de corto plazo en el 2015, está su compromiso de continuarlas actividades de exploración en las propiedades Marcahui (Arequipa) y Arcopunco (Huancavelica). Con la nueva reglamentación ambiental se espera que sus permisos ambientales puedan agilizarse a la par que afianza sus relaciones con las comunidades locales, esto con el objetivo de iniciar la perforación de sondajes en las concesiones. La canadiense espera que los permisos sean otorgados durante la segunda mitad de este año.




Adicionalmente, se puede mencionar la reciente adquisición del proyecto de plata, oro y cobre de alta ley “Plata Dorada”, ubicado en el departamento de Cusco. Dicho proyecto fue asumido por la canadiense Camino Minerals Corporation que en la presente semana compró la totalidad de las acciones emitidas y en circulación de Minquest Perú SAC.La compañía Minquest estuvo llevando a cabo exploración de base en Perú desde hace tres años, y actualmente busca adquirir otros proyectos de cobre-plata-oro de alta ley en la región.

Finalmente, con el nuevo reglamento se posibilitará también que los proyectos mineros, como los ubicados en una misma zona ecológica, cuenten con términos de referencia comunes para la elaboración de los EIA. En el caso de unidades minero-metalúrgicas con instrumentos ambientales vencidos, como la refinería de La Oroya, la nueva norma dejará que se acojan a la normativa ambiental vigente.


FUENTE:
MEM, Diario Gestión