PRECIOS DE LOS METALES NO AFECTARÍA SERIAMENTE LA VIABILIDAD DE PROYECTOS MINEROS A LARGO PLAZO

Debido a que la minería se basa en proyectos de largo plazo, una coyuntura de menores precios de los metales no afectaría seriamente su viabilidad.

Cuando un proyecto minero se inicia con la etapa de exploración, ésta puede durar de 10 a 15 años, luego le sigue la construcción de la mina (entre 03 y 05 años) y finalmente el período de explotación (50 años). En ese sentido, la gran minería se basa en proyectos de largo plazo (de más de 70 años), por lo que una coyuntura de menores precios de los metales no afectaría seriamente su viabilidad. Este análisis fue precisado por el presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Carlos Gálvez.

Cuando se trata de grandes proyectos de más de 70 años, un ciclo de cinco años con bajos precios de los metales no hace ninguna diferencia, o mejor dicho, no es determinante. Cuando el inversionista cuenta con la solvencia necesaria no se fija en el nivel de precios, sino en que el país receptor de la inversión ofrezca estabilidad jurídica. Por ejemplo, cuando se inició la construcción del proyecto Antamina (Áncash) la cotización del cobre bordeaba los 1.3 US$ / lb, la mitad de la cotización actual.

En tanto que en el 2014 nuestra producción de cobre fue de 1’379,626 toneladas métricas (TM); con la entrada en operación de los proyectos: Las Bambas (Apurímac), Toromocho (Junín), y la Ampliación de Cerro Verde (Arequipa), aquella alcanzaría los 2.2 millones de TM; cifra que está por muy por debajo de la producción chilena (5.7 TM al año). Bajo este hecho, el mayor crecimiento de la economía en el 2015, estimado en 4.8%, estaría asociado a la recuperación de la minería e hidrocarburos (5.6%).

PERSPECTIVAS  E IMPACTO EN EL PBI

En opinión de algunos expertos, se señala que los efectos de una mayor producción se sentirán a partir del 2017. De acuerdo con Rodrigo Prialé, gerente general de Gerens, los tres proyectos antes mencionados, en suma, producirían 300,000 toneladas de cobre y sus impactos directos se reflejarían en mayores ingresos tributarios y en exportaciones. En caso de ejecutarse, las exportaciones mineras se incrementarían en 4.7%.Esto permitiría al país incrementar su crecimiento potencial y se vería reflejado en el incremento de al menos 1% en el PBI.

Actualmente, la minería provee 200,000 puestos de trabajo directo, número que podría multiplicarse exponencialmente si consideramos los empleos indirectos.