PERÚ MUESTRA POSITIVAS CONDICIONES PARA EL DESARROLLO DE LA MINERÍA

PERÚ MUESTRA POSITIVAS CONDICIONES PARA EL DESARROLLO DE LA MINERÍA

Las condiciones mineras en el Perú son positivas respecto de países con los que se compite por atraer las inversiones de este sector. Ello gracias a  la promoción de inversiones donde se ha destacado aspectos como la geología, gestión de permisos, costos de energía entre otros.

El reciente estudio realizado por Deloitte Canadá en nuestro país, destaca la gran cartera proyectos mineros de los cuales se desarrollan mucho más que en otras partes del mundo, pese a que el Perú está por debajo de lo que podría rendir como potencial minero. Asimismo, se enfatiza que las inversiones en el sector minero son desembolsos de largo plazo, lo cual hace que no se conozcan nuevos proyectos en el radar minero peruano, y sumándose a ello, el hecho de la prudencia del inversionista por el contexto internacional.

Por otro lado, se precisa que una clara muestra del dinamismo de este sector es el que el Banco Central de Reserva (BCR) ha previsto para el periodo 2015-2016, inversiones mineras por US$ 12,5 millones en 33 proyectos mineros. Haciendo a todo lo anterior, un comparativo con el año 2003 donde hubo inversiones por US$ 500 millones.

PROYECTOS NACIONALES AURÍFEROS EN VÍAS DE DESARROLLO

Grupo Hochschild
El grupo viene invirtiendo en el desarrollo del proyecto Inmaculada en Ayacucho. El proyecto producirá 4.2 millones de onzas de plata y 124 mil onzas de oro. A fines del 2014 la construcción de la planta tenía un avance del 85% y la fecha estimada para iniciar operaciones es el segundo trimestre del 2015.

Compañía de Minas Buenaventura
La empresa planea invertir entre US$ 270 y US$ 300 millones en el 2015, de los cuales alrededor del 50% sería destinado a su proyecto Tambomayo en Arequipa y 18% al proyecto San Gabriel (anteriormente Chucapaca) en Moquegua. La producción de ambos proyectos agregaría 7% de la producción de oro del Perú. El Ministerio de Energía y Minas (MEM) aprobó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de Tambomayo en enero. Buenaventura está a la espera de obtener los permisos de construcción para este proyecto.

Asimismo, la empresa ha señalado que ya han comprado los equipos principales para la planta de procesamiento y esperan empezar a producir a 110 mil onzas anuales a partir de mediados del 2016. El proyecto San Gabriel aún se encuentra en etapa de exploración. Buenaventura ha indicado que han adquirido más tierras para desarrollar el proyecto y esperan realizar más exploración subterránea.

Rio Alto
La empresa anunció en febrero que se fusionará con la estadounidense Tahoe Resources. Rio Alto mantiene en cartera el proyecto Shahuindo.  El proyecto Shahuindo tiene el EIA aprobado desde setiembre del 2013. La empresa está en proceso de obtener algunos permisos y esperan iniciar la construcción en el 2015 con miras a producir 100 mil onzas anuales desde el 2016.

Minera Yanacocha
El proyecto más avanzado de la empresa es Conga. Sin embargo, las actividades de construcción de la mina fueron suspendidas en noviembre del 2011 debido a las protestas en Cajamarca. La empresa ha indicado que no procederá con el completo desarrollo del proyecto si no tiene la aceptación social y no es sólido económicamente.

En tanto, Buenaventura, accionista de Minera Yanacocha, en el 2015 empezarían a construir el reservorio El Perol. La empresa también tiene los proyectos como: Quecher, Maqui Maqui, Chaquicocha y Yanacocha Verde en cartera. Sin embargo, aún se encuentran en etapa exploratoria.

Minera Barrick
Actualmente, la empresa viene evaluando la posibilidad de ampliar la vida útil de la mina Lagunas Norte. La vida actual de la mina es al 2018, el proyecto podría extenderla en ocho años más, a través de la explotación de mineral refractario.

Finalmente, aún con la eventual estabilidad del precio del Oro, la constante volatilidad del mercado de metales, impulsará a las empresas mineras a desarrollar planes para reducir gastos operativos enfocándose a la vez en puntos que más relevantes, como son las comunidades y mantenimiento de la infraestructura existente. De ese modo, en el mediano plazo, los proyectos venideros se verán favorecidos en nuestro país generando mayor inversión y desarrollo del sector.



FUENTE:

Diario Gestión, MEF