DISPONIBILIDAD Y RETOS ACTUALES DE LOS RECURSOS MINERALES PARA LA SOCIEDAD

En el contexto actual, la inestabilidad de precios se ha convertido en un obstáculo para las inversiones y apertura de grandes proyectos mineros. Sin embargo, con una población mundial en constante aumento y la recuperación del mercado de metales se podrá impulsar las exploraciones y nuevos descubrimientos.

La evolución de la producción mundial de minerales y el uso creciente de estos recursos, aún con la ralentización económica en los principales países consumidores, predice un brillante futuro para todas las actividades ligadas a su exploración, extracción y transformación. Aunque ello también signifique contar con la aparición de importantes retos, a corto y medio plazo, la demanda de los recursos minerales se incrementará con el fin de satisfacer el aumento de la población mundial y de los niveles de vida de la población que se incorpora. Los desafíos más significativos incluyen el satisfacer la demanda futura con nuevos descubrimientos y el desarrollo de los recursos ya descubiertos, pero todo ello dentro de una visión ambiental, social y económicamente sostenible.

En una perspectiva histórica de los últimos 50 años, el descubrimiento de nuevos tipos de yacimientos minerales y el uso de las nuevas tecnologías en la exploración, sugiere que el mundo no se quedará sin recursos minerales. Es probable que la sustitución y reciclado jueguen cada vez más importantes funciones con destino a satisfacer la demanda mundial de minerales. Asimismo, las nuevas tecnologías aplicadas a la minería marina ayudarán a añadir estos nuevos recursos a la producción básica.

Tendencias en la producción de minerales
Con una población mundial en constante aumento y con miras hacia mejores estándares de vida, la demanda de productos minerales y de energía resulta la más alta de todos los tiempos e incluso se espera que aumente a corto plazo. Tres productos básicos ilustran este punto: el hierro (utilizado principalmente para la producción de acero en la construcción de edificios e infraestructuras, en los vehículos y en la fabricación de maquinaria), el cobre (utilizado fundamentalmente para conducir la electricidad) y el oro (de uso principal como un sustituto del dinero).

Sin embargo, los recursos minerales no se distribuyen geográficamente de manera uniforme; por ejemplo, en los 10 últimos años, China ha producido el 97% de los elementos de tierras raras (lantánidos) y posee aproximadamente el 50% de las reservas mundiales de estos escasos metales (USGS 2013 Report). Si bien China es un productor dominante de muchos productos básicos, no lo es necesariamente porque se encuentre mejor dotada en recursos minerales que otros países. Es por ello, que desarrolla sus recursos internos con rapidez, pero debe importar gran parte del cromo, cobalto, cobre, níquel y platínidos que necesita para su economía en crecimiento.

Expansión del empleo de los recursos minerales
En la actualidad, casi todos los elementos de origen natural tienen varios usos importantes, sin embargo, hace 80 años se utilizaban menos elementos. En los años 50s, las nuevas tecnologías, incluidas diversas aplicaciones de las tierras raras, el litio y el galio, se encontraban creando una demanda de más elementos. En tanto, las aplicaciones primarias han cambiado con el tiempo; por ejemplo tenemos al mercurio que durante el siglo pasado se empleó en: la industria química y farmacéutica, fabricación de detonadores y municiones, aparatos electrónicos, producción de tejidos y en cantidades limitadas se utilizaba en calderas para generación de electricidad.


Hoy en día, debido al reconocimiento de los peligros de la inhalación del mercurio, su uso en los Estados Unidos y Europa se ha reducido considerablemente, con aplicaciones primarias en la iluminación y la producción de cloro y sosa cáustica. También continúa utilizándose por los mineros de oro artesanales en muchos países no desarrollados. De la misma manera que los usos y la demanda de diversos productos minerales han cambiado, también lo han hecho los precios. Otros factores que afectan los precios incluyen: su disponibilidad, la rareza geológica, los costos de procesamiento y su potencial como subproducto.

En un sentido amplio, existe una correlación negativa entre el precio de las “commodities” y su abundancia en la corteza (disponibilidad).Generalmente los elementos más abundantes son menos costosos. El siguiente gráfico nos ilustra lo mencionado:


En tanto, los precios del aluminio y hierro poseen variaciones en los costes de procesamiento; como minerales, ambos se cotizan dentro de los rangos predecibles, pero como metal refinado, el aluminio es considerablemente más caro debido a la costosa electricidad que se necesita para reducir los óxidos de los metales en el mineral de bauxita. En cambio, se utiliza el carbón para reducir el hierro a partir del mineral de magnetita y hematites.


Nuevos tipos de yacimientos
Aunque los modelos de tipos de depósitos de mineral generalmente se utilizan como guía de la exploración, se han reconocido en los últimos años varios nuevos tipos de depósitos que no se ajusta a los modelos anteriores. Nuevos descubrimientos adicionales de estos yacimientos han añadido recursos significativos a los ya conocidos, entre otros, de oro, níquel, uranio y tierras raras.

En la siguiente tabla se puede apreciar algunos modelos:


CONCLUSIÓN


Mientras la población mundial y los niveles de vida también sigan aumentando, la demanda de minerales en la industria manufacturera crecerá sostenidamente. En tanto, la sustitución de algunos recursos minerales por otros equivalentes, jugará cada vez más un papel importante en la satisfacción de la demanda mundial.

En ese sentido, con la recuperación del mercado de metales, los precios de las materias primas impulsarán la investigación y exploración, ya que nuevos tipos de yacimientos minerales serán susceptibles de ser descubiertos; más aún con las nuevas tecnologías que ayudarán a la exploración de concentraciones minerales hasta ahora nada fáciles de alcanzar.


FUENTE:
UNR Researchers, J.G. Price