PARA EL 2020 SE PROYECTA CRECIMIENTO EN LA DEMANDA DEL COBRE


El consumo nivelado de China, India, Brasil y Estados Unidos, ha desencadenado el incremento en la demanda del cobre y como medida de precaución, se estima el requerimiento de nueve minas de las dimensiones de la mina Escondida de Chile, para abastecer la demanda de este mineral en el 2020.

Todos los años, cerca de un millón 200 mil toneladas emergen de las instalaciones de BHP Billiton extraídas de la Escondida. Para las compañías más grandes, esta mina también es considerada como una referencia clave para la producción mundial del metal. Una de los retos por asumir es satisfacer la demanda mundial durante los próximos diez años. Esto implicaría que la industria minera tendría que agregar el equivalente a una nueva mina como la ubicada en Chile (Escondida) cada 15 meses, así lo afirmó Jean-Sebastián, director de Río Tinto Cobre en Chile.




Para los analistas de First Quantum – minera mediana de cobre –, proyectan que si China, India y Brasil llegan al nivel de consumo de cobre de Estados Unidos en 2020, se estima la explotación de nueve minas similares a la Escondida. Estas proyecciones explican por qué las grandes empresas británicas – integrantes del sector minero –, departen sobre un crecimiento potencial en el cobre, no obstante, existen diversas preocupaciones por la demanda china, jurisdicción donde se teme que este metal llegue a su precio más bajo desde el 2010.

De otro lado, las cotizaciones en el mercado del cobre son variables. La perspectiva del cobre se centra en China. Así, se estima que su consumo se incrementará como consecuencia del crecimiento económico general. Tanto Río como BHP consideran que este mercado tiene un exceso de oferta, por ahora, pero se reduciría a partir del 2018, con crecientes déficits.  Para ambas compañías este metal es muy importante ahora que las inversiones en sectores como el mineral de hierro y carbón parezcan llegar al final.

DEMANDA Y PRODUCCIÓN:
El mineral de hierro tiene una fuerte relación con la construcción de infraestructura en China y se espera que eventualmente disminuya; además el carbón tiene la amenaza de los cambios en las normas ambientales. También, se espera que la demanda de cobre sea más estable, pues tiene un amplio rango de aplicaciones y se proyecta que sea muy necesario, ahora que la economía mundial cambie hacia un mayor crecimiento dirigido por el consumidor,pero la complejidad y el costo de los proyectos significan que las enormes empresas mineras no están en condiciones para generar una rápida aceleración en la producción de cobre.

En este contexto de producción internacional, los procesos de reingeniería y riesgo político, se presentan como algunos de los principales factores que influyen en las proyecciones de la oferta. Tal es el caso de la Escondida, quien sufrirá una amplia caída en el  2016, cuando los minerales de las minas de BHP reduzcan su calidad. Adicionalmente, Bingham Canyon, la mina de Río Tinto en Utah, con más de un siglo en el negocio del cobre, reducirá su producción este año en medio de un trabajo de rehabilitación. Asimismo Oyu Togoi, otra operación de Río Tinto en Mongolia, posee retrasos de su fase subterránea por su disputa con el gobierno local.

ESTRATEGIA DE INVERSIÓN:
Otro de los desafíos para las mineras es la inversión para la construcción de sus proyectos. Glencore, la tercera minera de cobre más grande del mundo – en lo relacionado a producción anual –, y con más cantidad de cobre que cualquiera de sus rivales diversificadas, en 2014 vendió su proyecto de Las Bambas a MMG, una subsidiaria de la china Minmetals, por alrededor de USD 7.000 millones. Por su parte, MMG afirmó que el restante 25% de construcción asciende entre USD 2.700 y 3.200 millones.

Con los desafíos y dificultades actuales, la mayor parte de las compañías mineras apuntan a encontrar rutas de desarrollo a bajo costo. Por ejemplo, la mina australiana Olympic Dam (BHP Billiton), abandonó un plan de expansión en 2012 debido al costo probable. Y desde aquel periodo, la compañía se encuentra realizando proyectos para pruebas de un método alternativo de procesamiento más barato.

Finalmente, con el déficit proyectado para la siguiente década, la convergencia de intereses en los principales proyectos de cobre a nivel mundial, ha hecho que todas las mineras mejoren su estrategia para ser efectivos en la ejecución y  eficiencia de capital.

FUENTE:
BHP, Rio Tinto