LOS PROYECTOS EXPLORATORIOS EN CAJAMARCA SE VIERON AFECTADOS POR LOS BAJOS PRECIOS DE LOS METALES



De los principales proyectos mineros de Cajamarca, solo uno de cinco sigue en camino, los otros han sido diferidos.

Luego de la súbita decisión tomada por Anglo American de devolver Michiquillay ha dejado a la región Cajamarca sin megaproyectos mineros, siendo así, el cuarto proyecto en ser diferido. Los proyectos: Conga (US$ 4.800 millones), Galeno (US$2.500 millones), Michiquillay (US$700 millones) y La Granja (US$1.000 millones); han sido diferidos, hasta que se mejoren las condiciones para invertir en Cajamarca y muchos de los consorcios mineros resuelven sus problemas financieros, exacerbados por los precios bajos de los metales.


A la fecha, solo uno de los cinco proyectos priorizados por el Ministerio de Energía y Minas (MEM) continúa con sus actividades: Shahuindo de US$ 70 millones.

FACTOR CONGA:
Tras la paralización del proyecto Conga, Yanacocha solo efectúa ampliaciones menores para mantener el ritmo de su producción, quedando así, proyectos de pequeños como Shahuindo (Río Alto) y la ampliación de La Zanja (Newmont-Buenaventura). Cajamarca, en opinión de los geólogos y especialistas en compra-venta de proyectos mineros, alberga un increíble potencial en depósitos de oro, cobre, zinc y plomo.

Para el especialista en minería que participó en la privatización  de Michiquillay, Arnaldo León, el futuro de la minería en Cajamarca depende de la reactivación de Conga. “Si se desata Conga, yo estoy seguro de que otros cinco proyectos se destrabarán inmediatamente. Hoy está todo parado, pero si Conga va, los chinos entrarán al día siguiente a invertir”, sentenció.

Estos serían los casos de Lumina Copper, ‘jointventure’ entre Minmetals y Jiangxi Copper. Además, los chinos han ralentizado el desarrollo de su megaproyecto Galeno, a la espera de que las condiciones políticas mejoren.

DATOS DE INVERSIÓN:
Cajamarca recibió US$ 279 millones en inversión minera entre enero-octubre del 2014, una caída de 42,7% en relación a igual período del 2013. Todo apunta a que este indicador seguirá cayendo. La pregunta es: ¿Por cuánto tiempo más?


FUENTE: Minería Online, Diario Gestión, Diario El Comercio, SNMPE.