PDAC-2015: PERÚ DESTACA SU GRAN POTENCIAL MINERO Y SE REAFIRMAN PERSPECTIVAS DE CRECIMIENTO

En un contexto global de disminución de inversiones, aumento de costos y caída de precios de los metales, el Perú ha fortalecido su competitividad minera para afrontar el futuro y seguir apuntalando el crecimiento del país.


Durante el PDAC-2015 llevado a cabo en la presente semana, el ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, señaló que el Perú posee grandes reservas de metales y es uno de los productores más importantes en el mundo, tras haber fortalecido su competitividad minera para afrontar el futuro. En ese sentido, se señaló que los proyectos mineros en el Perú siguen capturando la atención de los inversionistas a nivel mundial, destacándose los menores costos de producción en comparación con otros países. Asimismo, se resaltó nuestra posición a nivel global como terceros en producción tanto de cobre, zinc como de plata, y en cuarto lugar como productores de plomo y molibdeno.


Una ventaja competitiva es que el Perú cuenta con una de las carteras más diversificadas de exportaciones en comparación con Chile o Venezuela, lo cual es un atractivo por la que diversas empresas mineras globales ya operan en el país y otras han manifestado su interés por ingresar al mercado nacional. Como anteriormente se señaló, nuestro país posee una cartera estimada de 54 proyectos mineros por un monto de inversiones superior a US$ 60,900 millones, entre los que destacan los planes vinculados al cobre, oro y plata.

FUTURO MINERO Y NUEVAS PERSPECTIVAS

Destacar el gran potencial minero del Perú en el mundo, nos ha situado como un destino privilegiado para la inversión minera; ello se respalda con las estadísticas actuales donde la  minería representa más del 50% del total de las exportaciones, generando el 15% de la inversión privada nacional y el 30% del impuesto a la renta de tercera categoría. En tanto, la actividad minera actualmente participa con casi el 15% del PBI del país, teniendo un notable crecimiento de inversiones, marcando un record histórico cercano a los US$ 10,000 millones en el 2013, siendo la mayor parte destinada a infraestructura y desarrollo de actividades de producción y exploración. 


No obstante, en un contexto de significativas caídas de precio de materias primas y volatilidad financiera, las inversiones mineras se vieron afectadas en el 2014, registrando así un monto  que ascendía a los US$ 8,600 millones. Sin embargo, con las nuevas proyecciones del FMI, se espera que la economía mundial crezca 3,5% y 3,7% en el 2015 y 2016, respectivamente, por debajo del 3,8% y 4,0% que se proyectaba en octubre de 2014. En este ambiente menos favorable, el FMI proyecta que la economía peruana crecerá 4,0% en el 2015, retomando el liderazgo de crecimiento en la región, que crecerá 1,3% similar al 2014 y casi 1 punto porcentual por debajo de la anterior proyección.

Política gubernamental y proyección global
Dado que la debilidad de las exportaciones y la inversión provocó una fuerte desaceleración de la actividad económica recientemente, se ha previsto que las medidas concertadas de política económica y el desarrollo de nuevos proyectos en el sector de la minería favorecerían un repunte significativo de la actividad este año. Referenciado en ello, el FMI espera que la economía peruana se acelere 1.5% en el 2015, mientras que Chile se aceleraría 1.1%; en tanto Colombia se desaceleraría en 1% respecto de 2014.


Finalmente, cabe señalar que la proyección del FMI para la economía peruana se encuentra por debajo tanto de la proyección de crecimiento de 4,8% presentada por el Banco Mundial como por el consenso de los analistas de mercado. Respecto a esto último, la encuesta realizada en enero por Latin American Consensus Forecast señala que el promedio de analistas espera un crecimiento de 4,4% en el 2015 para la economía peruana.



FUENTE:
Diario Gestión, MEF